No estás conectado. Conéctate o registrate

[BaekHun] En la punta de los dedos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 [BaekHun] En la punta de los dedos el Jue 31 Mayo 2012, 5:40 am

  • Título: En la punta de los dedos
  • Género: General
  • Número de palabras: 1618 palabras
  • Descripción: Bueno, ahora todos saben que Sehun y Baekhyun a veces comparten la ducha… sin embrago, pocos saben lo que pasa en ella.


¿Crees que lo has visto, que lo sabes? Es más como un secreto que se oculta en la punta de los dedos…

El calor es asfixiante, los trajes que llevan puestos no ayudan en nada, las luces lo hacen aún menos y la coreografía es suficientemente “movida” como para hacerlo sudar. Al menos cuando están con EXO M no tienen que cantar en vivo, pero, cuando sí lo tienen que hacer, es incluso difícil respirar.

Pero luego llega el tiempo de descanso, cuando pueden irse a refrescar, a ducharse si quieren, y entonces uno de los dos le ofrece al otro tomar el mismo turno, porque es más rápido así, porque los dos seguro se mueren por sentir el agua fría recorrerles y destensarles los músculos.

Uno deja correr un poco el agua mientras el otro se desviste, y está bien cuando ambos se quedan sin prendas. No importa, son los dos chicos, no hay nada en el otro que no hayan visto antes.

La sensación es placentera en el cabello, poder librarse de todo ese fijador es algo que les agradece, muy seguramente, su cuero cabelludo, y el jabón pasando por el cuerpo les quita la sensación “pegajosa” que dejó el sudor y el fantasma que permanecía de la ropa pegada al cuerpo aun cuando se habían desecho de ella.

Los músculos bajo la piel también se alegran, luego de un momento de dolor placentero por el cambio de temperatura, se relajan y se sienten mejor. Bajo el agua es todo agradable.

Pero no son sólo esas las sensaciones de las que su cuerpo quiere deshacerse y el mayor, mejor que el menor, lo sabe. Y le sonríe cómplice cuando le muestra la espalda, cuando se fije distraído, lavándose el cabello con los ojos cerrados y haciendo pequeños sonidos de alivio.

Lo provoca con esa sonrisita aparentemente inocente y el menor cae, porque sus hormonas aún pueden más que él, porque el baile ha sido como juego previo y, bueno, Lu Han no está allí…

Todo empieza, siempre, por sólo la punta de los dedos, cuando le toca la espalda y Baekhyun la arquea ligeramente y echa la cabeza para atrás, le deja caer el agua enjabonada con champú sobre los dedos y él los retira, sólo momentáneamente hasta el nuevo intento.

Es el menor, no se supone que sepa esas cosas, pero se las han enseñado y él ha aprendido bien… El tango.

Así que vuelve a tocar, tentativamente, a la altura de la espalada baja y luego, si el mayor no se quita del todo, sube su caricia hasta el nivel de la cintura y pasa ambas manos al frente, como un abrazo… Casi instantáneamente después le siguen los besos en el cuello que le saben un poco a jabón porque no ha sido precavido.

Y Baekhyun se ríe entre los pequeños suspiros y gemidos complacidos por la ligera desesperación del menor que sabe tiene, en ese momento, en su poder, quizás sólo por cosas de la edad.

Le acaricia las manos que el menor mantiene en su vientre y cubre la derecha para tomarla y guiarla sin pudor por el camino de su vientre, del vello del que carece porque les han hecho quitarlo y luego… la entre pierna.

Baekhyun puede ser tan vocal a veces... y a Sehun le hace eco el sonido el los oído, como pasa con las paredes.

El mayor apenas empieza a encontrar emoción en el encuentro, el menor está ya algo duro contra las nalgas ajenas. El agua fría no puede hacer mucho para ayudarlo cuando el mayor se mueve contra su cadera, cuando le pega la espalda al pecho y voltea la cabeza para darle besos traviesos en la línea de la mandíbula. Y pequeñas mordidas, porque ¿por qué no?

Sehun le ha pedido el miedo a tocar en ese lugar hace no mucho, y se guía ahora por instinto, acariciando la entrepierna del mayor con el mismo descaro y deseo que lo haría consigo mismo, y lo masturba con el mismo esmero con el que se masturbaría también. Y cuando Baekhyun frota su trasero contra su cadera, se pierde.

Termina el mayor con el rostro contra la pared fría, las piernas abiertas y la punta de su cálida erección pega al azulejo. Siente las manos enjabonadas recorriendo la parte de atrás de sus muslos, desde abajo, detrás de las rodillas, hasta los glúteos.

Cuando le separa las nalgas, se muerde los labios pero deja que su garganta suene en ese hermoso sonido ronco, sintiendo la tímida lengua que trata de prepararlo. Y ya no está seguro si eso se lo enseñó Lu Han o se lo enseñó él, pero al final no le importa, es placentero sentir que lo preparara de esa manera, cuando lo hace, le hace sentir al borde por la pura imagen mental del menor hincado detrás de él, con las manos apretando fuertemente sus glúteos hasta hacerlos verse casi blancos, como sus dedos, por la fuerza.

Luego siente su pulgar contra su entrada, dibujando círculos a su alrededor tratando de relajarlo mientras el menor se poner de pie y lo deja sentirlo de nuevo detrás de él, besándole la espalda como si tratara de juntar con sus labios cada gota de agua que cae por ella.

La presión placentera antes de la intromisión de sus dígito en su interior y el movimiento circular que le sigue.

La petición por no hacerlo esperar más, jadeante, porque hace un par de semanas que no es atendido por el menor del grupo y lo desea… Y él no se hace del rogar, ni se hace esperar. Pronto al dígito lo remplaza el miembro dispuesto de Sehun y Baekhyun gime contra la pared, apretando los dedos contra ella, hasta quedar blancos en las puntas y rojos justo después de donde pierden color.

El ritmo es lento pero así les gusta a los dos. Las embestidas son certeras, fuertes, pero Baekhyun la encuentra agradables, aunque hay momentos donde se siente ligeramente despegar los talones del suelo y quedar de puntitas por causa de su fuerza y altura.

No hay caricias innecesarias una vez están en eso, casi todo se reduce a él con las manos firmes en la pared y las manos de Sehun en sus caderas o, si acaso, en su entre pierna, a veces también en la pared, porque el piso mojado puede ser engañoso.

Pero ninguno de los dos interpreta la falta de caricias como falta de cariño. Está bien, no hay cosas que los gemidos roncos y bajos de Sehun contra la nuca de Baekhyun no puedan decir, o que los gimoteos de Baekhyun no sepan expresar mejor que los toques…

En algún punto, las rodillas del mayor están pegadas a los azulejos resbalosos y sus manos y piernas pierden fuerza o ganas de sostenerlo, haciéndolo resbalar un poco. Pero Sehun no lo deja caer, le toma la cadera y lo hace más hacia sí, haciendo que extienda las rodillas aunque no le obliga a hacer así con la espalda.

Baekhyun tiene ahora la coronilla de la cabeza ligeramente contra la pared, como las manos y las embestidas lo acercan peligrosamente, a ratos haciéndole temer golpearse, pero lo ignora cuando él toca ese punto que lo hace arquear la espalda y querer ponerse erguido, inútilmente, porque sólo vuelve a la posición perpendicular.

Sehun lo repite, mientras se relame los labios de las gotas de agua que conservan algo del sabor y el aroma del champú que comparten.

Cierra los ojos, porque Baekhyun, desde su posición, también sabe hacer estragos en él cuando aprieta sus esfínteres a su alrededor, cuando mueve al compás sus caderas o baja su mano para atenderse a sí mismo.

Su miembro palpita en el interior ajeno y le anuncia su pronta llegada. El ritmo que era lento y profundo era ahora rápido y un poco bruto, arrítmico, desenfrenado y se confunde en un montón de colores tras los parpados que cierra demasiado fuerte cuando siente los primeros chorros de esperma salir de sí, no en el interior del mayor, sino contra su espalda…

Ha salido de él casi por costumbre cuando estaba a punto de terminar.

Cuando abre los ojos, puede ver los marcados tres caminos, chorros de semen en la espalda arqueada y alcanza a ver el final del espectáculo, porque Baekhyun se encuentra ahora en su mundo, masturbándose para alcanzar el final también, y Sehun lo ve acabar en su mano y jadear con la frente pegada a la pared, las piernas separadas y la mano aún cubriendo su miembro erecto…

Después, cuando la respiración de los dos se calma, Baekhyun voltea con una de esas sonrisas que bien podrían hacer caer a sus pies a casi cualquiera. Y Sehun traga saliva y busca el jabón para limpiarle los rastros de semen de la espalda, mientras él mayor se encarga de limpiarse las manos, de decirle lo bien que lo ha hecho en la presentación, en cosas sobre la cena y los deberes del día, con ese tono afable y paciente.

Sehun sólo asiente y termina de limpiarlo y de lavarse.

Cuando salen, vestidos y frescos, nadie pregunta nada. Kyungsoo tiene lista la cena y Chanyeol y Jongin bromean sobre algo en la sala del dormitorio, mientras Suho dormita en la silla. No hay sobre saltos, salvo algún grito contento de Chanyeol, que hace a Suho despertar de su letargo, llamándolos a la mesa para que cenen con ellos.

Todo se queda en sonrisas tras los labios, pero no hay miradas cómplices después, sólo el roce en la punta de los dedos, cuando Sehun empuja ligeramente a su hyung para, sí, acompañar a los demás a cenar.

Ver perfil de usuario http://planetario-exo.foroactivo.mx

2 Re: [BaekHun] En la punta de los dedos el Jue 31 Mayo 2012, 3:20 pm

oh dios!! primera y espero no sea la ultima vez ke veo a esta parejita!! me ha facinadoo!!!!! kyaaaa!!! me gusto mucho mucho mucho!!!!

que tengas un bonito diatardenochemadrugada I love you

Ver perfil de usuario http://sabakuna-lucy.deviantart.com

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.